lunes, 20 de agosto de 2012

Carmín.

A veces, cuando el carmín pide besos desde los espejos, cuando los cuerpos desean a gritos, aunque los corazones sigan llorando, a las almas aún se les escapa alguna sonrisa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces,cuando el corazón sigue llorando sangra el alma.....

Yomisma dijo...

Cenicienta después de las doce, ya no está. Se tornó en diablo, sin su zapato de gamuza rosa.
El zapato perdido duerme preso, fue capturado por un objetivo.
El beso perdido duerme preso, fue capturado por el diablo.

Eva... dijo...

...a veces,las almas son más inteligentes que nuestros corazones...